domingo, 21 de agosto de 2016

Mercados públicos, patrimonio cultural del país



Hanae Pacheco Ago 19, 2016
Recientemente se firmó la declaratoria como Patrimonio Cultural Intangible a las manifestaciones tradicionales que se realizan en mercados públicos en la Ciudad de México. Con esto se busca salvaguardar las manifestaciones tradicionales que cada día se desarrollan en los 329 mercados públicos que existen en las 16 delegaciones de la Ciudad de México, donde laboran 280,000 personas.
De acuerdo con el Decreto emitido por el Gobierno de la Ciudad de México, las manifestaciones culturales que se reproducen en los mercados públicos son Patrimonio Cultural Intangible.
Para garantizar la conservación y transmisión de este patrimonio, las secretarías capitalinas de Cultura y Desarrollo Económico integrarán la Comisión de patrimonio cultural intangible de los mercados públicos de la Ciudad de México.
Dicha instancia considera que todas las formas de expresión popular, las conductas y comportamientos sociales, así como los bienes simbólicos, mantienen y fomentan una identidad nacional a través de la diversidad étnica, social y cultural.
Mario del Roble, profesor e investigador el Instituto Politécnico Nacional, recordó que las ciudades que dieron origen a las más importantes civilizaciones en la historia universal de la humanidad, nacieron alrededor de sus mercados.
Durante el evento, el jefe de Gobierno de la ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, resaltó que durante la presente administración se han remodelado 24 mercados, sin embargo, muchos de los trabajadores de mercados que se presentaron reclamaron que el Mercado de La Merced les sea devuelto a sus locatarios y vecinos, pues actualmente está en manos del comercio informal, de la prostitución y de la delincuencia, que impide que los verdaderos locatarios realicen sus actividades comerciales.
La declaratoria considera a estos espacios públicos como entes vivos y dinámicos, con una tradición ancestral que genera el desarrollo de la cultura mexicana, al ser los canales de abasto para el 46 por ciento de los hogares capitalinos.
La preservación de las manifestaciones intangibles dentro de los mercados será responsabilidad de una Comisión de patrimonio cultural intangible de los mercados públicos de la Ciudad de México, misma que está a cargo de las Secretarías de Cultura y de Desarrollo Económico capitalinas, cuyo principal objetivo será implementar un Plan de Salvaguarda.
El documento fue signado también por la Secretaria de Gobierno, Dora Patricia Mercado Castro, y por los secretarios de Cultura y Desarrollo Económico, Eduardo Vázquez Martín y Salomón Chertorivski Woldenberg, respectivamente.
La declaratoria se fundamenta en la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, aprobada en octubre de 2003 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y protege las formas de expresión popular entre comerciantes y clientes, las relaciones sociales, conductas y comportamientos, así como la provisión cultural de saberes sociales que ayudan a la conservación y desarrollo de la cocina y la gastronomía mexicanas.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Certeza jurídica para los mercados en la Constitución: PAN



Por Staff A / El Andén 2016-08-16
Deben ser integrados al desarrollo actual de la CDMX, Margarita Martínez Fisher
En la ciudad de México hay 329 mercados públicos y poco más de 70 mil locatarios. Con una antigüedad de varias décadas que ya  resienten sus estructuras, al igual que la normatividad que los vio nacer.
Por años se ha discutido sobre la actualización del reglamento y la urgente modernización que requieren. Muchos ya no responden a las necesidades de comercio en la capital.
Por ello la Constitución representa la oportunidad de que estos centros de abasto, tengan garantía de competitividad y sobre todo certeza jurídica.
Para la diputada local Margarita Martínez Fisher, que conoce al tema a la perfección, -fue presidenta hace tiempo de la comisión de abasto y distribución de alimentos- es indispensable un redimensionamiento profundo que respete su carácter púbico y naturaleza.
"Primero que nada en la discusión de la Constitución es necesario determinar cuál va a ser la figura jurídica para hablar de los mercados, porque su normatividad es añeja, está el Reglamento del 51. Se debe reconocer su naturaleza, tienen un permiso de carácter vitalicio que eventualmente se hereda y hay que darle una garantía a los locatarios".
De acuerdo a la legisladora panista no hay dinero que alcance para los mercados, porque fueron pensados como grandes estructuras, que no han tenido el mantenimiento adecuado que requieren de acuerdo a su antigüedad y diseño.
Martínez Fisher señaló que es necesario enaltecer el concepto de que los mercados no son los lugares dónde se compra y se vende, sino sitios donde se generan relaciones sociales.
"Un esquema de socialización eso es lo más grande del mercado público más allá de su función como centro de abasto, necesitan infraestructura, normatividad adecuada, un nuevo esquema que les de la oportunidad y posibilidad de abastecer y volverse estratégicos para la ciudad".